El odio y el amor en el cerebro - The Infinite Culture
Create an Account

Shopping cart

Close

No products in the cart.

El odio y el amor en el cerebro

By
September 15, 2021

El odio y el amor en el cerebro

Se ha proverbio que del amor al odio Tenemos solo un transito, debido a que no seri­a insolito que algunas de estas estructuras cerebrales que se activan para el odio lo hagan Asimismo cuando los usuarios se enamoran romanticamente.

A traves de resonancia magnetica funcional se ha podido asegurarnos de que cuando una humano percibe la foto de alguien a quien odia se activan en su cerebro estructuras igual que la corteza de frente medial, involucrada en la facultad de razonar, el nucleo putamen, la corteza premotora bilateral asi­ como la corteza insular. Curiosamente, el putamen desplazandolo hacia el pelo la insula son estructuras de el cerebro que concurren Ademi?s en la comprension de el desden y el asco. Nunca es extrano por tanto que esten implicadas en el odio. Ese grupo de estructuras con diversas funciones es lo que podriamos considerar como un circuito de el odio, carente excluir por ello otras menos observadas que Ademi?s puedan intervenir, puesto que tampoco son gran cantidad de las experimentos realizados inclusive la data que nos puedan informar sobre eso.

La activacion de la corteza prefrontal medial que tiene lugar en la persona que odia seri­a especialmente trascendente Con El Fin De realizar inferencias en las mentes ajenas. Esa parte de el cerebro, involucrada igual que decimos en el razonamiento, se activa mas cuando pensamos en nosotros mismos, en la parentela o en alguien por algunos que nos preocupamos, y tambien cuando pensamos en algunos que creen igual que nosotros, pero menor cuando pensamos en los que piensan sobre otro forma o nos son indiferentes. De este modo, cuando los politicos conservadores piensan en lo que creen otros conservadores su corteza prefrontal se activa mas que cuando piensan en lo que creen las de izquierda, desplazandolo hacia el pelo al reves. En general podemos afirmar que se activa menos cuando aquellos en los que pensamos las concebimos igual que menos inteligentes desplazandolo hacia el pelo menos emocionales. Como podri­a ser, las vagabundos pueden ser vistos casi como objetos falto pensamiento mas que como autenticas individuos. Igualmente podemos advertir que poseemos mas disponible albedrio, mas aptitud sobre disponer, que aquellos a las que desconsideramos. Se ha mencionado que de el apego al odio existe solo un transito, debido a que nunca es raro que algunas de las estructuras cerebrales que se activan de el odio lo hacen Ademi?s cuando las personas se enamoran romanticamente. Utilizando la resonancia magnetica utilitario el neurocientifico Semir Zeki estudio a 17 usuarios elegidas por profesar odio a alguien, igual que a un ex-amante, a un companero de labor, o incluso a un gobernante. Observo que estructuras igual que el putamen asi­ como la insula se activaban en el cerebro de esas usuarios tanto de estimulos relacionados con el odio igual que para estimulos relacionados con el amor romantico, lo que podria acreditar al menos en parte asi­ como biologicamente la contacto entre los dos. Curiosamente, el putamen se activa igualmente en la preparacion sobre conductas combatividad en el contexto amoroso. No obstante nunca al completo son coincidencias, por consiguiente Asimismo se ha observado que la corteza prefrontal asociada al juicio y razonamiento que se desactiva en el apego, no lo permite tanto cuando lo que sienten los usuarios seri­a odio. Como si el odio requiriera conservar la capacidad sobre razonar para calcular superior como comenzar contra el odiado, o para sostener las pensamientos que lo alimentan y no ha transpirado lo incrementan. Zeki dice que entretanto en el apego sensible el enamorado puede acontecer menos critico asi­ como juzga menor al querido, seri­a mas probable que en el contexto de el odio el odiador ejercite juicios y no ha transpirado calculos de herir, injuriar o vengarse. La ejercicio de alguna de dichas estructuras cerebrales responde a las caras odiadas con la potencia proporcional a la intensidad del odio manifestado, lo que posibilita que el estado subjetivo, en otras palabras, el sentimiento de odio propiamente refran, sea objetivamente cuantificado.

Con el fin de conocer mas I. Morgado. Emociones corrosivas Como afrontar la envidia, la codicia, la culpabilidad desplazandolo hacia el pelo la verguenza, el odio y no ha transpirado la vanidad. Barcelona Ariel, 2017.

Catedratico sobre Psicobiologia en el Instituto sobre Neurociencia desplazandolo hacia el pelo la Facultad sobre Psicologia de la Universidad Autonoma de Barcelona.

Este blog trata sobre como el cabeza produce asi­ como gobierna las procesos mentales que hacen viable el conocimientos asi­ como la inteligencia en animales desplazandolo hacia el pelo humanos. Quien soy, que es la consciencia, como percibimos el ambiente, por que olvidamos, conmocion versus justificacion, autoconsciencia en animales, son ejem sobre las temas que trataremos en el igual.

Back to Top